Dos semanas después de haber sido condenada por corrupción electoral, la exsenadora Aida Merlano se fugó.

La Corte Suprema de Justicia la condenó hace dos semanas por delitos electorales. Según la investigación, Merlano fue la cabeza de una empresa criminal que se organizó en Barranquilla para comprar votos en las elecciones parlamentarias de marzo del año pasado, y por esto fue condenada por los delitos de concierto para delinquir y compra de votos, entre otros.

Así se lo confirmó el Inpecen su cuenta de Twitter. Según información preliminar, la excongresista tenía una diligencia judicial con la Fiscalía a las 2 de la tarde, pero le informaron a sus abogados y funcionarios que no podía asistir pues estaba en una cita médica.

El paradero de Merlano, así como las circunstancias y cómplices de su fuga, son materia de investigación. En un comunicado, la Unión de Trabajadores Penitenciarios, aseguró que la excongresista Merlano se habría fugado “descolgándose con una cuerda desde el segundo piso del Centro Médico donde se encontraba en cita odontologica”.

Según explicaron, la custodia en este procedimiento “se realizó con todos los protocolos de seguridad establecidos”, pero que “para este desplazamiento sólo se contaba con una unidad de guardia femenina y un vehículo oficial con conductor”.