Cerca de 15.905,9 hectáreas de bosque, distribuidas en jurisdicción de los municipios de Sonsón, San Luis, San Francisco y Puerto Triunfo estarán protegidas.

La medida fue implementada en el marco del proyecto “Magdalena Cauca Vive”.

Cornare, el máximo ente que cuida a los ríos Negro y Nare, anunció la creación del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) Bosques, Mármoles y Pantágoras, un proyecto que busca contribuir a la conservación de ecosistemas acuáticos y su biodiversidad. Además, confirmó la declaración de protección del río Claro, que es de aproximadamente 15.905,9 hectáreas de bosque y están distribuidas en jurisdicción de los municipios de Sonsón, San Luis, San Francisco y Puerto Triunfo, una noticia que alegró a las comunidades de varios municipios del oriente y del Magdalena medio antioqueñ

Clara Solano, directora de Fundación Natura, asegura que este es un proyecto emocionante, pues no existe un área protegida de escala nacional ni regional que incluya un elemento de la geología en Colombia, “es el primero que en su nombre tiene mármoles, esto es novedoso y además retador. Los ecosistemas de humedales son prioridad de conservación a nivel mundial y se requiere un manejo con acciones contundentes y eficaces”, añadió la funcionaria.