La policía Metropolitana esta tras la pista de una mujer que raptó a un bebe de 17 días de nacida, hija de una pareja de nacionalidad venezolana y que se dedica a la venta de dulces en el parque del municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá.

La policía informó que alertó a las demás autoridades en terminales aéreas y terrestres para que den aviso si llegan a ver a la mujer que fue identificada mediante las cámaras de seguridad de un centro comercial de esa localidad. La mujer que hoy es buscada se había ganado la confianza de la pareja desde hacía varios días, confirmó la policía.

Ingresan a un centro comercial, la mujer después de ganarse la confianza le recibe la niña para que la pareja entre a un baño y cuando sale la pareja de venezolanos ya no encuentran a la mujer ni a la bebé. A través de las cámaras de seguridad identificamos las características físicas de la mujer, de la cual nos encontramos en la búsqueda en todas las vías nacionales”, explicó el coronel Pablo Ruíz, comandante (E) policía Metropolitana.

El oficial solicitó la ayuda de toda la ciudadanía para ubicar la secuestradora y recuperar el bebé, y para ello ofreció una recompensa de hasta diez millones de pesos.

La mujer es de contextura gruesa, de unos 28 o 30 años de edad aproximadamente detalló el oficial Ruíz.