El Instituto Nacional de Salud (INS), a través de un nuevo boletín, dio a conocer la cantidad de personas que han resultado lesionadas por el uso de pólvora hasta este lunes. En total son 428 personas (276 adultos y 152 niños) heridas por el uso de este material, lo que supuso una disminución del 6 % en comparación con el mismo periodo en 2018, cuando se presentaron 456 casos.

A pesar de la disminución general de los casos, hasta el 30 de diciembre hubo un aumento de los heridos adultos por cuenta de la manipulación de pólvora de personas bajo los efectos del alcohol, pues la cifra pasó de 86 a 109 heridos. Sin embargo, la cantidad de menores lesionados en compañía de un adulto bajo los efectos del alcohol presentó una disminución al pasar de 10 a 7 afectados.

En 10 departamentos del país aumentó la cifra de quemados a diferencia de lo ocurrido en 2018. Antioquia es uno de los territorios más afectados, pues hay, hasta el momento, 54 casos en comparación con los 38 de 2018. Otra de las zonas donde hubo un aumento significativo en la cantidad de heridos fue Bogotá, que pasó de 18 a 40.

Los otros departamentos donde aumentaron los heridos fueron: Tolima (42), Caldas (24), Bolívar (17), Córdoba (17), Norte de Santander (13), Boyacá (10), Meta (7), Putumayo (4) y Amazonas (2).

Según el INS, las lesiones se dieron por manipulación (68 %), mientras se observaba a alguien manipular los fuegos artificiales (22 %), el transporte (2 %), durante la venta (1 %) o en el almacenamiento (1 %). En 6 % de los casos no se detallaron las circunstancias. Los tipos de lesiones fueron: quemaduras (94 %), laceraciones (69 %), contusión (30 %), amputación (7 %), daño ocular (7 %), daño auditivo (4 %) y otros (13 %).