Un tramo de un puente en la ciudad italiana de Génova se derrumbó este martes durante una violenta tormenta.

Hasta el momento se confirma la muerte de más de 30 personas y varios heridos de gravedad. El viceministro de Infraestructura del gobierno italiano, Edoardo Rixi aseguró que esa cifra puede seguir aumentando en las próximas horas.

La sección colapsada del puente pasa por encima de una zona densamente poblada. La mayor parte de los fragmentos del puente han caído a un río, pero algunos bloques se han desplomado sobre edificios residenciales e industriales.