Así es parceros, los moteles de Medellín, Bello, La Estrella, Sabaneta e Itagüi quieren abrir lo más pronto posible, por eso hicieron una carta, la cual enviaron a la Gobernación de Antioquia y a sus respectivas alcaldías y Secretarías de Salud.

Esta carta fue firmada por 51 lugares que emplean a 1.373 personas de forma directa. Sin tener en cuenta los moteles de una capacidad más pequeña y de todos los trabajos indirectos que genera, como los dueños de los locales y los proveedores de insumos, siendo un total de 2.600 familias

Además dicen que han hecho hasta lo imposible por cumplir y seguir pagando  los parafiscales, y a medida que va pasando el tiempo, sin realizar reapertura, se les hace más complicada.

“Hemos tratado de seguir las directrices del Ministerio de Trabajo y de la Seguridad Social para sostener el personal y para evitar el despido masivo de este, pero cada día se nos vuelve más difícil, porque se han agotado todas las alternativas y en este momento ni siquiera nos podemos acoger con los auxilios que ofrece el Gobierno porque no cumplimos con los requisitos para recibirlos, como son el retiro parciales de cesantías y licencias no remuneradas”,  Dice la carta

El gremio envió varias razones que consideran viables para poder realizar una reapertura de los establecimientos:

● Nos hemos preparado y contamos con todos los protocolos de bioseguridad recomendados por el Ministerio de Salud y Protección Social.

● Adicionalmente, todos los protocolos recomendados por la ARL para proteger a trabajadores y clientes, mitigando el riesgo de propagación del covid-19 estos protocolos fueron realizados bajo las directrices de la resolución 666 del 24 de abril del 2020 emitida por el Ministerio de Salud y Protección Social.

● No existen aglomeraciones al ingreso de clientes, ni al desarrollar la actividad laboral dado que al prestar el servicio, no hay contacto físico y muchas veces ni siquiera visual entre usuarios y empleados.

● El alojamiento temporal por horas no constituye un riesgo latente de propagación y transmisión del covid-19 para trabajadores y clientes, ya que la infraestructura de nuestros negocios permite el cumplimento de un distanciamiento social de trabajadores y clientes.

● En cuanto a clientes, nos comprometemos a cumplir la norma de no mas de dos personas por habitación, cumpliendo muy por encima, y comparando con otros gremios, la política de cantidad de personas por metros cuadrados o espacio.

Además, el gremio motelero, dice que, en caso de no reanudar actividades es posible que tengan que prescindir del 90 por ciento de los empleados, ya que es imposible sostener al personal y los costos fijos que se generan.