Más de 900 policías llegaron para reforzar el operativo de seguridad que tendrá la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se realiza desde este miércoles 26 de junio y que va hasta el viernes 28.

Con estos, serán en total 1.200 uniformados los que estarán encargados de la protección de los 1.600 participantes (640 extranjeros y 960 nacionales) de este evento, que la capital antioqueña vuelve a albergar después de 11 años.

Andrés Felipe Tobón, secretario de Seguridad de Medellín, indicó que entre los uniformados, que llegarán desde diferentes regiones del país, destacan expertos en turismo y antiexplosivos, carabineros y fuerzas especiales y aéreas.

Además, Tobón explicó que en el sector de Plaza Mayor, donde se desarrolla la cumbre, solo podrán transitar quienes tengan la escarapela del evento. También advirtió que no se va modificar la movilidad para no afectar el desplazamiento de los ciudadanos.

El funcionario recalcó que, como los uniformados llegan desde otras partes del país, no se pone en riesgo la seguridad en otras zonas de la ciudad: “Tendremos una cita que cumple con todas las medidas de seguridad, pero lo más importante, un evento que no afecta los dispositivos y el despliegue que ya las autoridades tiene en las diferentes comunas de Medellín”.

El Tiempo