La Cámara de Representantes está integrada por congresistas que provienen de diferentes regiones, quienes viven en constante movimiento por el país y deben movilizarse hacia sus territorios de origen para hacer labor política.

Con el propósito de facilitar esta tarea, la Cámara anualmente firma un contrato, otorgado mediante licitación pública, para entregarles tiquetes aéreos a los congresistas que hacen parte de la corporación.

les tiquetes aéreos a los representantes aumentará en más de 3.000 millones de pesos, al pasar de 7.500 millones que se destinaron este año a 11.000 millones para 2020.

Para llegar a este valor, según documentos conocidos por EL TIEMPO, la Dirección Administrativa de la Cámara les solicitó a tres agencias de reconocida trayectoria en el país la cotización de los costos de los pasajes y, a partir de allí, sacó un promedio y la proyección de los costos para el próximo año, lo que dio como resultado un costo anual de 9.300 millones de pesos.

Sin embargo, “se considera viable constituir una bolsa por el mayor valor, como quiera que no se puede definir un costo fijo semanal ya que estos costos obedecen a las leyes de oferta y demanda”, indica la Cámara en el pliego de condiciones para otorgar este contrato. De allí se concluyó que el valor total será de 11.000 millones.