El Hombre Araña Ruso (Gogulan) ha sido reconocido en el mundo por escalar edificios sin protección contra accidentes. Ya todos sabemos que esta semana lo hizo en la Milla de Oro y en el edificio de Bancolombia.

Gogulan en su último post escribe lo siguiente:

¡Hola, Colombia.
Mi viaje a su hermoso país termina. Las autoridades me dieron 3 días para salir por mi voluntad, me ordenaron que firmara un documento y tengo plazo para cruzar la frontera hasta el próximo domingo. Esto lo han causado los propietarios del edificio de Bancolombia, cuya reputación, según ellos, arruiné, escalando a plena luz del día y violando la seguridad y guardias de su edificio. No puedo entrar al país por un año a menos que me case con una colombiana.

Mientras en las calles de Medellín se observa públicamente y sin castigo el consumo y venta de drogas, la trata de blancas, la violencia, la inseguridad, etc., las personas como yo, que no somos violentos, que no buscamos quitarle los bienes a nadie, que promueven el deporte y una forma de vida activa, que buscamos una sonrisa y asombro en las personas y sociedades que visito, somos “deportados”. De ninguna manera estoy culpando a nadie, de ninguna manera. Ustedes son uno de los mejores países que he conocido. ¡Su país es un lugar increíble en el planeta Tierra!

El Poder y personas son categorías diferentes. Gracias a todos los colombianos por su apoyo💪, a la policía por la recepción suave🤗, a los propietarios del edificio por esta única experiencia🙃 y a las autoridades por su atención😉. Hasta la próxima, amigos!👊

Aunque el Ruso terminó su carta con elegancia, no deja de parecerme sorprendente la forma en la que trata de justificar su acto de IRRESPONSABILIDAD con el y con cualquier otra persona que pudiera ir transitando por el Edificio de Bancolombia: “Mientras en las calles de Medellín se observa públicamente y sin castigo el consumo y venta de drogas, la trata de blancas, la violencia, la inseguridad, etc. las personas como yo, que no somos violentos, que no buscamos quitarle los bienes a nadie, que promueven el deporte y una forma de vida activa, que buscamos una sonrisa y asombro en las personas y sociedades que visito, somos “deportados”.”

El hecho de que nosotros como ciudad tengamos problemas, como todas las ciudades del mundo, no quiere decir que el pueda subir un edificio sin autorización y protección, poniendo la vida de el en riesgo y la de cualquier otra persona que por allí fuera transitando.

En la vida hay que dar ejemplo y me parece, que el escalar un edificio sin autorización y sin ninguna protección, no es ningún ejemplo para nadie y menos justificarlos con los problemas sociales que Medellín tiene y que lucha día a día para superarlos.

Al señor Pavel Gogulan, de 25 años según Migración, la decisión de cancelarle el permiso de ingreso y permanencia, fue tomada luego de que “evidenciara que el ciudadano ruso se encontraba realizando actividades diferentes a las autorizadas al momento de su ingreso.

Como dije anteriormente pudo terminar su carta con elegancia, pero entonces según eso, fuera de que fue irresponsable, le salimos a deber. PUES NO, si el creyó que podía venir aquí a Medellín a escalar los edificios que el quisiera porque es un deportista que “Promueve el deporte y la forma de vida activa“, pues ojalá haya comprendido que las cosas se realizan al derecho, un permiso, un area acordonada con cinta y una carta firmada donde dijere que el asume la responsabilidad de su vida, hubiese bastado para que realizara su hazaña.

Pero a mí que no me venga con el cuentico de que como Medellín tiene problemas, entonces, el puede escalar los edificios que quiera sin protección. NO NO.

¿QUÉ TE PARECIÓ PÚES?

Que nos queres comentar!
Por favor ingrese su nombre