El primer ministro de Francia, Édouard Philippe, ha anunciado este martes la suspensión de la subida de los precios del combustible, que provocaron fuertes protestas de los ‘chalecos amarillos’ durante las últimas semanas en el país. Se ha establecido una moratoria a la iniciativa durante 6 meses.

Otras medidas que el Ejecutivo francés ha tomado para calmar las protestas son abandonar temporalmente el aumento de las condiciones de inspección técnica en automóviles y no aumentar la tarifa eléctrica para mayo de 2019, como estaba previsto.

“La unidad de la nación”
“Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación”, ha afirmado Philippe, que ha añadido que “esta ira tiene su origen en una profunda injusticia, la de no poder vivir dignamente de los frutos del trabajo, mientras que los días de trabajo comienzan temprano y terminan tarde “.

¿QUÉ TE PARECIÓ PÚES?

Que nos queres comentar!
Por favor ingrese su nombre