Luego de seis meses de estudios por parte de la Universidad Nacional, entidad designada por la Secretaría de Infraestructura Física de Medellín para realizar los análisis de avería que sufrió el sistema de transporte del corregimiento, los resultados arrojaron favorablemente la viabilidad de reparación del teleférico, la cual iniciará en un mes.

En junio de 2018 se presentó una situación desfavorable en el principal medio de transporte del corregimiento de San Sebastián Palmitas, lo cual generó la suspensión de una de las cabinas del sistema aéreo y desde ahí, la Secretaría de infraestructura Física empezó a trabajar en una ruta de solución para proteger la vida de las personas que se vieron involucradas en el suceso. Luego de desmontar el área afectada, iniciaron los estudios por parte de la Universidad Nacional para verificar el estado del cable así como la viabilidad de recuperación de todo el teleférico.

Después de seis meses de estudios técnicos, los resultados arrojaron que el desperfecto técnico se presentó en uno de los anclajes que tiene el sistema y no propiamente en el cable, lo cual permite hacer una reparación para ponerlo nuevamente en funcionamiento.

“La falla no tuvo nada que ver con temas de manteniendo, el cable tiene todo en orden, el problema radicó en uno de los anclajes que de manera fortuita se afectó, pero ya tenemos la ruta de solución para que el sistema de transporte empiece a funcionar, aproximadamente en un mes iniciaremos la reparación y esperamos que finalizando el primer semestre de este año ya este nuevamente prestando el servicio a la comunidad”, dijo Paula Andrea Palacio Salazar, secretaria de Infraestructura Física.

Mientras se daban los estudios de la situación presentada en el cable, la Administración Municipal ha mitigado el impacto por medio de un mejoramiento de las vías rurales que conectan a las veredas La Frisola, La Sucia y La Aldea, las cuales se benefician con este sistema de transporte y donde se han invertido alrededor de $330 millones para mejorar la conectividad. Así mismo, se ha mantenido un acompañamiento por cada una de las secretarías, a través de la Gerencia de Corregimientos, en la parte social, educativa y de salud, que son los temas que más priorizaron las comunidades.

“Poner en funcionamiento el cable en los tiempos estipulados dependerá del tiempo que nos tome verificar con rigor que ya no hay ningún riesgo para la comunidad, el sistema con el que opera este cable es mucho más artesanal y menos tecnológico que los metrocables urbanos, por eso sus estudios y su reparación son más demorados y rigurosos”, explicó Palacio Salazar.

De acuerdo a la proyección que tiene la Universidad Nacional en sus estudios, en los que la Secretaría de infraestructura invirtió $ 350 millones, el cable entrará en operación en el mes de julio de este año.

La reparación del tramo afectado tendrá un costo estimado cercano a los $450 millones. La obra estará a cargo de la Secretaría de Infraestructura Física de Medellín con el acompañamiento técnico de la Universidad Nacional de Colombia.

Por ahora la comunidad seguirá con todo el acompañamiento por parte de Gerencia de Corregimientos, Secretaría de Educación, Secretaría de Desarrollo Económico, Secretaría de Salud, Buen Comienzo y DAGRD.

¿QUÉ TE PARECIÓ PÚES?

Que nos queres comentar!
Por favor ingrese su nombre