Estudiantes del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, denuncian fuerte arremetida contra ellos por parte del ESMAD y la fuerza pública.

En la noche del jueves 28 de Noviembre, en inmediaciones de la institución, se llevaba a cabo un caserolazo y plantón pacifico como parte del paro Nacional el cual fue atacado por la Policía.

La marcha que inició en la plazoleta de la estación Poblado, se tomó las vegas y posteriormente la Avenida Regional, en ningún momento hubo bloqueo de vías ya que se estaba permitiendo el paso por varios carrilles. A los pocos minutos, un gran número de agentes del ESMAD, carabineros y policías, se tomaron las vías y empezaron a arremeter indiscriminadamente contra los estudiantes, sin tener un dialogo comenzaron a arrojar gas lacrimogeno y a disparar aturdidoras.

Durante la arremetida, varios de los agentes agredieron física y verbalmente a varios estudiantes, también se impidió por momentos el ingreso de una ambulancia para atender los heridos por ellos.

A continuación les compartiremos la información por parte del estudiantado y un vídeo que demuestra la violenta arremetida por parte de la fuerza publica y la desinformación de los medios locales, los cuales vándalizan la protesta social

En este video se recopilan algunos hechos de lo ocurrido en la noche del #28N en el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid y se deja como denuncia pública de la violenta actuación y el hostigamiento a los estudiantes por parte de la Policía y el ESMAD.

Se realizaba un cacerolazo pacífico que inició en la plazoleta de la estación Poblado, se desplazó hacia la Avenida Las Vegas que estaba cerrada previamente por el tránsito y posteriormente a la Avenida Regional donde se permitía el paso de los vehículos (no se realizó cierre total de la vía). Pocos minutos después llegó el ESMAD junto a más policías y carabineros a arremeter contra los estudiantes y contra personas que transitaban por el lugar; en tal arremetida, un compañero fue golpeado en la cabeza por un carabinero y tuvo que ser trasladado a un hospital en ambulancia. Una mujer embarazada también resultó lesionada al ser golpeada con una bomba aturdidora lanzada por el ESMAD.

Según los policías, se vieron obligados a arremeter contra la manifestación al ver que “una mujer de Derechos Humanos estaba siendo agredida por los estudiantes”, lo cual es totalmente falso (incluso ella misma desmiente tal información), es una justificación inventada para arremeter violentamente contra una manifestación pacífica.

En medios como El Colombiano, resaltan que hubo previo diálogo para intentar abrir la vía por parte de las autoridades (que no estaba totalmente cerrada) lo cual es totalmente falso, en ningún momento hubo previo diálogo por parte de ellos. En el mismo medio, mencionan que las autoridades no hicieron uso de bombas aturdidoras ni de gases, información falsa ya que se puede evidenciar el uso de estos artefactos en los vídeos recopilados.