Cada día, muchas son las personas que plantean sus viajes a América Latina. Bien sea por trabajo, ocio, o incluso por deseos de conectar con uno mismo, la cuestión es que turistas tanto extranjeros como connacionales tratan de examinar cuáles son los mejores destinos turísticos y cómo organizarlos para que el viaje sea lo más provechoso posible.

En esta ocasión y con motivo del reconocimiento de liderazgo como destino turístico 2019 concedido por los World Travel Awards, también conocidos como el ‘Oscar del Turismo’, nos parece pertinente recomendar Colombia como una opción a considerar. El mayor problema, si acaso, es que debido a su gran extensión es físicamente imposible visitar toda Colombia de una vez, por lo que la opción preferida por los viajeros suele ser, como primera toma de contacto, acudir a Bogotá, Medellín y Cali y ya luego, en siguientes ocasiones, ir seleccionando otras regiones.

Para aquellas personas que efectivamente decidan acercarse a la cultura colombiana comenzando por estas tres ciudades, presentamos, a continuación, algunas recomendaciones sobre qué hacer en Medellín, Cali y Bogotá.

Visitando Colombia

Lo ideal para que el transporte sea lo más eficiente posible es visitar primero Medellín, de allí ir a Bogotá que está a unos 50 minutos en avión y una vez visto Bogotá, ir a Cali, que se tarda 1 hora también en avión.

Medellín, que ya fue nominada en 2017 para los Premios mundiales de Turismo World Travel Awards es una de las mayores sedes del turismo en América Latina, de modo que tanto el hospedaje como el trato con los habitantes de la ciudad será cercano y amigable.

Por otro lado, el clima suele ser bastante estable, por lo que aquellas personas que aprecien los climas cálidos se sentirán bien en las calles y podrán disfrutar en condiciones de las actividades de ocio ofertadas, como museos, jardines y parques naturales. Especialmente, recomendamos la visita al Pueblito Paisa, ubicado entre el Aeroparque Olaya Herrera y el Río Medellín.

Bajo la administración de la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Medellín, el Pueblito Paisa cuenta con una privilegiada vista panorámica de Medellín, ofreciendo, además, la oportunidad de contemplar cómo eran los pueblos antioqueños de principios del s. XX, al poder degustarse platos típicos como las arepas, la bandeja paisa o las carnes, y verse la artesanía propia de los pueblos del departamento de Antioquía.

Bogotá, por su lado, fue denominada por los World Travel Awards como el destino ideal para encuentros y conferencias. Aunque es un título aparentemente serio, no deja de guardar ese toque glamuroso que esconden las capitales. Ir a Bogotá supone un choque cultural, al ser punto de reunión de personas de todo el mundo y sede de un gran número de sitios de revista, por lo que implica una organización previa para que dé tiempo a hacer turismo en condiciones.

Desde el Centro Histórico, pasando por la Plaza de Bolívar, y subiendo al Cerro de Montserrate, Bogotá cuenta con vistas espectaculares. Además, si cuentas con tiempo suficiente, te animamos a que visites:

  • El barrio de La Candelaria, cuyas paredes están repletas de graffitis que conforman un auténtico museo de arte urbano al aire libre.
  • El Museo del Oro, que planta por planta refleja la historia de las civilizaciones precolombinas.
  • El Museo de Botero.
  • El Centro Cultural de Gabriel García Márquez, que muestra la arquitectura contemporánea colombiana.

Además, ya que se está en Bogotá, otra actividad que debe hacerse sí o sí, es ir de ruta gastronómica. Ya que se está en Colombia lo mínimo es no haberse ido sin probar el pollo, que es el alimento nacional por excelencia. En este sentido, una de las franquicias de pollo frito más populares del país es la brasa roja menú colombiano 100% con pollo asado y apanado, porciones de frijoles, yuca y plátano maduro.

Finalmente, Cali, que ganó el premio a la mejor ciudad en cultura de la región, es una ciudad perfecta para aquellas personas que deseen realizar rutas, ya que tanto el Centro Histórico, como el Bulevar del Río, las reservas naturales o las playas de Juanchaco y Ladrilleros permiten a los turistas dar largos paseos y empaparse de la cultura del lugar.

Asimismo, ir a Cali, supone, además, echarse la foto conmemorativa en el monumento a Cristo Rey e ir de rumba por Juanchito o Menga, aunque también hay ambiente por toda la ciudad, aún más en estas fechas, ya que se avecina la Feria de Cali, que se organiza anualmente del 25 al 30 de diciembre.

Con respecto a la gastronomía, es especialmente recomendable probar el sancocho de gallina, el arroz atollado, la lulada, que es una bebida típica hecha de lulo, y el cholado, una ensalada de frutas y hielo raspado muy refrescante.